Sin duda los móviles chinos han mejorado mucho en los últimos tiempos, ya no estamos hablando para nada de productos de calidad inferior, algunos de los actuales modelos de teléfonos inteligentes fabricados en China pueden competir con bastantes móviles de gama alta de las compañías más conocidas.

En este artículo queremos darte a conocer algunas de las grandes ventajas que tiene adquirir un dispositivo de fabricación China.

PRECIO
La mayoría de los potenciales compradores de móviles chinos suelen comenzar a interesarse por estos smartphones debido a su bajo precio en comparación a sus homólogos en prestaciones de marca “habitual”.
Si los comparamos con otros teléfonos de similares características, el móvil de fabricado en China puede valer tranquilamente la mitad o menos.

LIBRES Y SIN PERMANENCIA
Los móviles chinos que se venden en páginas de importación no te atan a una permanencia de contrato ni nada parecido, cuando adquieres uno el dispositivo es libre y funciona con cualquier compañía.

SISTEMA OPERATIVO ANDROID
El sistema operativo Android es sin duda uno de los grandes estandartes de la tecnología móvil actual. Al comprar un móvil chino te encontrarás con un manejo muy similar a los teléfonos habituales, no tendrás que empezar de cero para aprender a manejarlo, al margen de ser un sistema operativo muy intuitivo.

DUAL SIM
Muchos de los modelos de móviles chinos son Dual Sim, esta característica te permite poder llevar dos tarjetas Sim en el mismo dispositivo, por ejemplo el teléfono personal y el del trabajo.

VARIEDAD Y DISEÑO
Existen todo tipo de móviles de fabricación china, puedes elegir entre teléfonos tribanda, cuatribanda , duales, procesadores dual core, quad core, octacore, cámaras con más o menos megapíxeles… existen teléfonos para casi cualquier bolsillo, persona y aparecen cientos de modelos nuevos todos los meses.
En cuanto al diseño, si quieres destacar por tener un móvil único entre tus amigos, tienes cientos de diseños originales para elegir, de todos los colores y tamaños que te puedas imaginar y por supuesto sin pagar el sobrecoste que implica la marca.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.