¿Queréis comprar un móvil chino pero no sabéis de procesadores, de memorias internas, de resoluciones de pantalla…? Hoy os contamos los aspectos fundamentales que debe tener un buen smartphone chino.

Todo smartphone sea de marca blanca o marca más conocida tiene los siguientes elementos: procesador, RAM, ROM, cámara, frecuencia de la antena, sistema operativo, resolución de pantalla, conectividad y batería.

Procesador: es fundamental este apartado, ya que si queremos que el móvil que compremos vaya fluido y no tengamos problemas al abrir varias aplicaciones tendremos que elegir un smartphone con un buen procesador. La mayoría de móviles chinos montan procesadores MediaTek. Desde Androasia recomendamos que como mínimo tenga 4 núcleos, es decir el modelo MTK6582 o MTK6589T. Sí buscamos mayor potencia ya podríamos irnos a procesadores de 8 núcleos como MTK6592T o MTK6595.

RAM: la memoria RAM junto al procesador, influye también en tener varias aplicaciones abiertas en segundo plano y que funcione correctamente el teléfono. No tiene sentido montar un procesador octa-core con 512 MB de RAM. Por tanto, recomendamos como mínimo 1GB de RAM. 

ROM: apartado fundamental para que no tengamos problemas a la hora de instalar todas las aplicaciones que queramos, música, vídeos… Recomendamos como mínimo 8GB de almacenamiento.

Cámara: depende del usuario, a muchos de vosotros no os interesan tanto las fotografías pero a otros os apasionan y continuamente os hacéis selfies. Es importante saber que no todo son los megapixels, es decir una cámara con 13 MP no tiene porque se mejor que una de 8MP, depende de más factores como el sensor que lleve, el procesamiento software, la apertura focal…

Frecuencia de la antena: antes cuando comprábamos móviles chinos teníamos el problema de saber si la red que instalaban en el smartphone era compatible con la de España. Hoy en día ya encontramos muy pocos problemas de este tipo. La mayoría llevan 3G y algunos están comenzando a incorporar LTE. Es importante fijaros, si queréis tener 4G sí el terminal es compatible con la tecnología LTE.

Sistema operativo: cuando miréis móviles es esencial saber en que versión de Android se encuentran, ya que si tiene mucho tiempo el smartphone es posible que sea antigua. Para actualizarlo no todos tienen el servicio OTA, y por tanto para poder actualizarse deberá ser manualmente, siendo algunas veces complejo.

Resolución de pantalla: los últimos modelos como mínimo ofrecen una resolución de pantalla HD es decir 1280* x 720*. Avisamos desde Androasia, que un smartphone con una pantalla FULL HD (1920* x 1080*) y un procesador de cuatro núcleos de MediaTek, nos puede ofrecer un rendimiento algo inferior, ya que el procesador no es capaz de soportar una pantalla de tanto consumo.

Conectividad: la mayoría ya incorporan Bluetooth, GPS, WIFI. No obstante, sí queremos tecnología NFC debemos de fijarnos sí nos lo ofrece el dispositivo.

Batería: terminamos con el apartado más importante para vosotros, una batería que dure mínimo un día. Si deseáis esto, deberéis de adquirir un smartphone con un mínimo de 2800 mAh, siendo consciente siempre que si adquirís un móvil con alta resolución, obtendréis ciclos más cortos de batería.

Esperamos que se os hayan aclarado muchas dudas y ya seáis capaces de entender mejor que móvil es mejor que otro y cuales son sus motivos.

Sí tenéis alguna duda, como siempre podéis dejar vuestras inquietudes en el apartado de comentarios.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.