Probamos a fondo la Xiaomi Mi Band 1S, la pulsera inteligente de Xiaomi, para ver si este tipo de producto sirven de algo en el día a día

Hace ya bastante tiempo que Xiaomi demostró que no solo se le daba bien fabricar smartphones y empezó a fabricar todo tipo de productos tecnológicos. Los wearables son uno de los mercado en los que Xiaomi se ha hecho famosa con su Mi Band y posteriormente con su Mi Band 1S que analizamos ahora. Xiaomi ha demostrado con esta Mi Band 1S que se pueden hacer wearables a un precio mucho más reducido que la competencia. Vamos a analizar la Xiaomi Mi Band 1S y ver si realmente vale la pena gastarse el poco dinero que cuesta.

XIAOMI MI BAND 1S EN IGOGO

XIAOMI MI BAND 1S

Un diseño similar con muy pocas diferencias

La Xiaomi Mi Band 1S es a primera vista un clon de la primera Mi Band. Una correa negra de silicona y un acabado metálico en el sensor. Se trata de una pulsera bastante discreta, cómoda de llevar y que se ajusta a todo tipo de muñecas por muy estrecha que sea. Cuando la usamos nos damos cuenta que la calidad de la pulsera ha mejorado notablemente. Tenemos una pulsera algo más rígida y con un acabado mas firme en la parte que rodea al sensor. Muchas personas han perdido la primera Mi Band porque se podía retirar fácilmente el sensor y en la Mi Band 1S no es el caso.

XIAOMI MI BAND 1S

Mismas especificaciones con solo un cambio

El cuerpo del sensor sigue siendo similar al de la generación anterior y incorpora exactamente lo mismo y un nuevo sensor de ritmo cardíaco. La batería sigue siendo de 45 mAh que nos otorga sobre un mes entero de duración y también sigue teniendo resistencia IP67. En la parte superior también tenemos tres luces LED que nos avisan de notificaciones junto a la vibración.

El apartado mas fuerte de la Xiaom Mi Band 1S es sin duda la duración de la batería. En la primera generación duraba aproximadamente un mes y aquí es exactamente igual. Si que he notado que el nuevo sensor de ritmo cardiaco gasta bastante batería y que si se abusa de el, la batería baja en picado. La forma de carga es exactamente igual pero hay que decir que el cargador de la primera Mi Band no es compatible con la Mi Band 1S. Esto es debido a que el sensor no es exactamente del mismo tamaño.

xiaomi mi band 1s

Compatible tanto con Android como con iOS

Una vez sacamos la Xiaomi Mi Band 1S de la caja tendremos que bajarnos la app de Mi Fit. Tendremos que crearnos una cuenta de Xiaomi si todavía no la tenemos hecha  y también tendremos que introducir algunos de nuestros datos como por ejemplo la fecha de nacimiento, la altura y el peso.

xiaomi mi band 1s

Una vez vinculada la Xiaomi Mi Band 1S con nuestro smartphone nos encontramos con una app bastante sencilla e intuitiva. Podremos ver nuestra actividad física diaria, monitorizar el sueño e incluso hacer que vibre la pulsera al recibir notificaciones de las apps que elijamos. No hay que olvidar el apartado de medir nuestro ritmo cardiaco que por cierto funciona extremadamente bien en Android.

xiaomi mi band 1s

Conclusión

La Xiaomi Mi Band 1S nos trae lo mismo que teníamos antes pero con algunas mejoras. Podremos seguir utilizando la pulsera para recibir notificaciones, como alarma y como monitorización del ejercicio físico pero con unos mejores materiales y con un nuevo sensor de ritmo cardiaco que funciona muy bien. El punto fuerte sin duda es su excelente autonomía que puede llegar a durar un mes entero.

La Xiaomi Mi Band 1S se puede conseguir en la tienda online igogo.es a un precio de 15,08€ en el siguiente enlace. Creo que por este precio ofrece muchísimas cosas como para plantearse seriamente su compra. Simplemente por el hecho de enterarnos cuando nos llaman, controlar la actividad física y usarlo como alarma ya vale la pena su compra.

XIAOMI MI BAND 1S EN IGOGO


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.