Tras un MWC muy light hemos tenido dos meses repletos de presentaciones y el LG G7 ThinQ es otro smartphone de los que se ha presentado recientemente

LG ha tardado un poco más de la cuenta en presentar su nuevo dispositivo pero en este mes de mayo al fin nos trajeron el que es su nuevo gama alta, estamos hablando del LG G7 ThinQ. El LG G7 al igual que el V30 trae consigo el apellido ThinQ, esto conlleva que la inteligencia artificial esté muy metida en el software del dispositivo. Pero primero vamos a conocer al detalle todas las características de este dispositivo.

Estamos delante de un smartphone que fisicamente se parece mucho al resto con ese frontal FullVision con el notch como elemento predominante. La marca coreana también ha recalcado en esteLG G7 ThinQ el apartado de las cámaras, sobretodo en condiciones de baja iluminación. El sonido es otra de las características fuertes ya que todo apunta a que sea el smartphone que mejor suena tanto por el altavoz como por el jack de audio, el cual LG no ha olvidado.

La pantalla deja de lado el OLED tan criticado en el LG V30 y vuelve al panel LCD propio del fabricante. La pantalla con un formato 19,5:9 es capaz de alcanzar hasta un brillo de 1000 nits. La resolución de dicha pantalla es de 3.120 x 1.440 píxeles y el tamaño es de 6,1 pulgadas. En el diseño exterior vemos un contorno de aluminio y cristal por la parte trasera como viene siendo habitual últimamente. Este LG G7 ThinQ también cuenta con carga inalámbrica para una batería que se nos antoja algo corta con sus 3.000 mAh. Teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla y el brillo máximo de la misma creo que este dispositivo va a ser bastante criticado por su autonomía.

El procesador por el que he apostado LG este año es el último de Qualcomm, concretamente el Snapdragon 845 junto a una GPU Adreno 630. Habrá dos versiones, una de 4GB de RAM con 64GB internos y otra de 6GB de RAM con 128GB internos. Ambos modelos son ampliables mediante una tarjeta microSD de hasta 2 TB.

En lo que se refiere a la fotografía el LG G7 ThinQ sigue apostando por un doble sensor, uno normal y otro gran angular. No se utilizan los dos sensores al mismo tiempo como si se hace en otras marcas pero esto nos permite obtener imágenes con un campo de visión muy amplio debido a la óptica con gran angular. Los dos sensores traseros son de 16 megapíxeles con una lente f/1.6 y la otra f/1.9. También cuenta con estabilización óptica y con enfoque por detección de fase PDAF. La inteligencia artificial de este LG G7 ThinQ ajusta automáticamente los colores y el contraste a lo que mejor se adapte a la escena que estemos fotografiando. Destacar que este dispositivo es el primero en incluir un modo retrato, algo muy aclamado por el público y que LG Ha tardado un poco más de la cuenta en traerlo. Por último decir que la cámara delantera es de 8 megapíxeles con una apertura f/1.9, parece que la han mejorado con respecto al LG G6 ya que era uno de los puntos más criticados.

El LG G7 ThinQ incorpora un altavoz que la firma le ha llamado “Boombox” y que promete un audio con los graves mejorados con respecto a la competencia. Esto es debido a una caja de resonancia incorporada en el interior del mismo. También incluye un DAC de alta fidelidad para poder disfrutar del sonido mediante auriculares con cable. Por último comentar que este dispositivo viene con Android 8 Oreo de serie bajo la capa propia del fabricante.

En cuanto al precio, a España nos va a llegar el modelo de 4GB con 64GB a un precio de 849€, un precio algo superior al de la competencia y que puede jugar muy en contra de este dispositivo. ¿Qué os parece?


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.