El LG G5 llega en este año 2016 diferenciándose del resto en aspectos muy atrevidos pero le ha salido bien la jugada

CONSIGUE TU LG G5

Un cambio fuerte que puede gustarte o no pero que nos da una alegría a la hora de separarse de los gama alta continuistas, ese es el LG G5 que analizamos en Androasia. El gama alta de LG, el G5, ha sido una de las evoluciones más importantes en el panorama Android. Nos hemos encontrado con cambios en la cámara, el diseño, la pantalla y lo mas importante, su sistema de módulos. Este sistema de módulos, jamas visto hasta ahora, nos permitirá mejorar el smartphone en diversos aspectos.

El LG G5 ha sido uno de los pocos móviles que ha cambiado mi valoración inicial con respecto a la valoración de la review. Si contrastamos mi primera opinión en el Mobile World Congress del 2016 con respecto a la opinión que tengo ahora mismo, no tiene nada que ver. No te das cuenta lo bueno que es el LG G5 hasta que empiezas a utilizarlo en tu día a día.

Características

ProcesadorQualcomm Snapdragon 820, 4 núcleos a 2.15GHz, 64 bits
GPUAdreno 530
ROM32GB
RAM4GB LPDDR4
Tarjeta micro SDSí, de hasta 2TB
Sistema operativoAndroid 6.0 Marshmallow
Pantalla5.3 pulgadas IPS Quantum Display con resolución QuadHD (2560 x 1440 píxeles)
Radio FM
Bluetooth4.2
Cámara traseraDoble sensor 16MP f/1.8 (sensor IMX234), 8MP f/2.4 con doble flash LED
Cámara delantera8 megapíxeles f/1.8
Dimensiones149.4x73.9x7.7 mm
Peso159g
Batería2.800 mAh
Dual SIMNo
4G
NFC
Contenido de la cajaSmartphone, cargador de carga rápida, cable USB Type-C y auriculares

Review en vídeo

Análisis

Aspecto físico

El diseño del LG G5 te puede gustas mas o menos pero no se puede discutir lo atrevidos que han sido en LG. El gama alta de LG es un móvil que gana mucho en persona y pierde bastante en las fotografías. Cuando lo tienes en la mano te das cuenta que realmente te gusta y que hasta te parece bonito. Se trata de un smartphone bastante manejable por sus cantos redondeados, con un tamaño contenido y que no se me ha hecho pesado en ningún momento. Es cierto que los marcos de la pantalla son peores que los del LG G4 pero siguen estando bastante bien aprovechados.

Cuenta con unos acabados en metal pero no consigue esa sensación premium debido a las capas de pintura que recubren el metal. He hecho la prueba con varias personas y pensaban que el móvil era de plástico. Es una sensación algo difícil de explicar la del acabado del LG G5 pero si que tengo que decir que no se nota de mala calidad en ningún momento. Solo notarás que está fabricado en aluminio cuando lo coges después de un largo rato ya que está bastante frío, algo que con el plástico no sucede.

Algo que me ha llamado la atención es el acabado curvo que tiene el frontal en la parte superior. Esta curvatura de cristal le aporta algo más de carácter al LG G5. Evidentemente otra característica que llama la atención por la novedad es la tapa inferior extraible. Esta tapa es la seña de identidad del LG G5 y es por donde podremos intercambiar los diferentes módulos que se venden a parte. Decir que retirando esta tapa inferior también se retira la batería y por lo tanto el smartphone se apaga.

Los botones y el altavoz cambian de posición en este caso con respecto al LG G4. Los botones de volumen pasan a la parte izquierda en lugar de la parte trasera. El botón de encendido sigue estando detrás y esta vez también incorpora un lector de huellas que funciona muy rápido, tan solo es necesario colocar el dedo sin la necesidad de apretar. El altavoz pasa de la parte trasera a la parte inferior, en mi opinión es mucho mejor así.

lg g5

lg g5

lg g5

Pantalla y audio

LG en este caso ha decidido dotarle a su gama alta de una pantalla más pequeña volviendo un poco a los inicios. En el panel nos encontramos con 5,3 pulgadas IPS con tecnología Quantum Display y una resolución QuadHD (2560 x 1440 píxeles). La densidad de la pantalla es de 554 ppi. La calidad de la imagen es muy alta, con colores naturales y una nitidez muy por encima. Estamos delante de una de las mejores pantallas del mercado para mi gusto. Algo novedoso de la pantalla es su sistema “Always ON” que nos permite ver la hora o las notificaciones en todo momento. Esta característica la desactivé a los pocos días porque gasta un 1% cada hora y al final del día puede hacer que llegues con batería o sin batería a la cama.

Algo en lo que hay que pegarle un pequeño tirón de orejas a LG es en el brillo automático de esta pantalla. No funciona todo lo bien que debería y en ciertas ocasiones se ha vuelto un poco loco. Este error es simplemente de software por lo que espero que dentro de poco lo solucionen mediante OTA. El cambio del contraste si que funciona correctamente y es una característica que se nota cuando le da la luz del día directamente.

El altavoz, ubicado en la parte inferior, me ha gustado mucho mas de lo que esperaba. Tiene un sonido bastante fuerte y sobretodo bastante nítido por lo que dudo que tengáis queja. Como ya he dicho, me gusta el cambio de posición ya que el altavoz trasero del LG G4 no me convencía en exceso.

Rendimiento y software

Tenía que tener lo mejor de lo mejor y así ha sido, el LG G5 viene con el procesador más potente de Qualcomm, el Snapdragon 820 junto a la GPU Adreno 530. La memoria RAM asciende hasta los 4 GB de tipo DDR4. En todo tipo de pruebas el G5 se ha comportado como buen gama alta siendo de lo más potente ahora mismo. Se sitúa en las primeras posiciones de los benchmarks sin ningún tipo de calentamiento y esto se nota mucho en el día a día.

En cuanto al software tenemos Android 6.0 Marshmallow bajo la capa UX 5.0 de LG. Este versión de software ha sufrido bastantes cambios con respecto a la del G4 y me ha parecido incluso más pesada. A pesar de esta capa, el sistema no se ha visto afectado en ningún momento moviéndose con soltura. Este tipo de capas me suelen gustar porque tienen añadidos importantes que no se encuentran en Android puro. Algo curioso es la posibilidad de quitar el cajón de aplicaciones como en la capa EMUI de Huawei o MIUI de Xiaomi.

Pero lo que importa realmente es la experiencia en el día a día y tengo que decir que el LG G5 funciona de maravilla. Tal vez sea el smartphone más fluido que he probado nunca pero lo que tengo claro es que el rendimiento al máximo es muy bueno. No he notado ningún tipo de lag ni ninguna sensación extraña, todo ha funcionado fluido y bién. LG en este caso ha decidido montar lo mejor de hardware con un software al que le han puesto mucho cariño.

La puntuación que ha dado en la prueba de rendimiento es la siguiente:

lg g5

Cámara

Llegamos al apartado mas interesante del LG G5 sus cámaras, y con esto me refiero a sus 3 cámaras. Nos encontramos con una doble cámara trasera y una cámara en la parte frontal. La cámara trasera monta dos sensores, uno de 16 megapíxeles (Sony IMX234) con apertura f/1.8 y otro de 8 megapíxeles con apertura f/2.4. Lo curioso viene cuando vemos que los dos sensores trabajan por separado, el secundario no mejora al principal como vemos en el Huawei P9 o en el HTC M8 del 2014. El sensor de 8 megapíxeles tiene la peculiaridad de un ángulo de visión de 135º, es decir, gran angular. Es como si lleváramos una cámara de acción continuamente en el bolsillo. Aquí creo que es donde realmente LG ha hecho un buen trabajo sacando una doble cámara que realmente se nota el resultado.

Es importante saber que la calidad de las fotos del sensor de gran angular se reduce bastante con respecto a la calidad del sensor principal del cual voy a hablar y ya os digo que me ha encantado. El sensor principal de 16 megapíxeles lo colocaría como el mejor o el segundo mejor del mercado ahora mismo. Un disparo y un enfoque rápidos, un nivel de detalle alto y una aplicación de cámara con un modo manual hacen que la cámara del G5 en todo tipo de condiciones sea ALUCINANTE. La marca ha realizado un excelente trabajo en la cámara y posiblemente el LG G5 sea el smartphone perfecto para aquellas personas adictas a la fotografía.

En la grabación de video tampoco anda corto el G5, con un estabilizador de imagen que funciona de maravilla. Es capaz de grabar video en 4K y en 1080 a 30 fps con unos resultados muy buenos.

En cuanto a la cámara delantera hay poco que contar, se trata de un sensor de 8 megapíxeles con una apertura f/1.8 que tiene muy buena calidad. Me ha llamado la atención la luz que recoge a la hora de hacernos un selfie.

lg g5

lg g5

lg g5

lg g5

lg g5

Conectividad

En lo que respecta a la conectividad, LG siempre le pone bastante mimo y trae los gama alta repletos de características. Nos encontramos con 4G LTE, infrarrojos, radioFM, OTG, Bluetooth 4.2, NFC, Wifi y GPS. El funcionamiento de todo ha sido el esperado, sin problemas en ninguno de los apartados. Algo que valoro mucho en este G5 son los infrarrojos y la radioFM porque casi ningún gama alta lo incorpora. En este aspecto le pondríamos un punto positivo a LG.

Batería

La autonomía del LG G5 ha sido uno de los apartados más criticados en su presentación y yo me incluyo entre estas críticas. Si el LG G4 tenía una mala autonomía con sus 3.000 mAh, el LG G5 con sus 2.800 mAh tendría una peor autonomía, ¿no?, pues no ha sido así. Aquí tengo que decir que me ha tocado comerme mis propias palabras ya que LG ha conseguido que con menos capacidad de batería la autonomía sea bastante mejor. En mi caso he llegado al final del día en todo momento rondando siempre las 5 horas y media de pantalla, una maravilla. La verdad que le saca mucho partido a la batería viendo el hardware que tiene.

A este batería le acompaña una carga rápida Qualcomm Quick Charge 3.0 que funciona de escándalo. Tendremos el 50% de la batería en tan solo 20 minutos y el 100% en 60 minutos aproximadamente. El G5 es uno de los móviles que más rápido carga y se nota. Este tipo de característica siempre me gusta porque a veces solo cuentas con 5-10 minutos para cargar el smartphone y con un cargador de este tipo conseguiremos un alto porcentaje. Decir que evidentemente el conector de carga es USB Type-C.

lg g5

lg g5

Almacenamiento

En el almacenamiento interno del LG G5 tengo pocas quejas. Viene con 32 GB internos que son ampliables por una microSD de hasta 2 TB, y sí, has leído bien. De estos 32 GB, están ocupados por el sistema exactamente 8,63 GB, lo cual está bastante bien. En este caso LG no ha querido sacar mas versiones al mercado y personalmente creo que está bastante bien.

lg g5

Conclusiones

LG ha querido arriesgar y en este caso el G5 es uno de los móviles más diferentes del mercado. Tenemos un smartphone potente, con una gran pantalla y buena autonomía con carga rápida. Le diferencian dos aspectos muy importante que son sus cámaras y el sistema de módulos. En las cámaras, LG ha demostrado que en esta ocasión una doble cámara tiene realmente sentido ofreciendo ese gran angular. Los módulos en cambio son algo que te pueden gustar o no y que puedes optar por ellos o no. Al venderse por separado a un precio algo elevado puede que LG no consiga el éxito que se merece por este apartado tan innovador. Donde veo la ventaja en el sistema de módulos es en la posibilidad de intercambiar la batería fácilmente.

En definitiva, si quieres un smartphone diferente, con uno de los mejores rendimiento y con una cámara casi perfecta, el LG G5 es tu dispositivo. Se ha convertido en uno de los móviles de gama alta que mas recomiende para los adictos a la fotografía. Ahora mismo se puede encontrar en torno a los 500-550€ en tiendas como Amazon.

CONSIGUE TU LG G5

Nota final del LG G5

Aspecto físico8
Pantalla y audio9
Rendimiento y software9.5
Cámara9.5
Batería8
Almacenamiento9

Nota media del LG G5: 8,83


Una Respuesta

  1. GuilleRivero

    Muy buena review, muy bien explicado y mas sobrela autonomia, algo q hoy es importantisimo.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.