Aún no está a la venta pero nos ha impresionado mucho su espesor.

El móvil chino ViVo X5 Max destrona al que hasta ahora era el más delgado Oppo R5 del que hablamos aquí.

Con tan solo un espesor de 4.75 mm y 3.98 mm en su parte más delgada, se convierte en el smartphone más fino de todo el mundo. La marca china ViVo quiere así distanciarse de sus rivales y obtener el protagonismo que tanto desean en un mercado cada vez más competente.

Vivo x5 max

Es muy importante comentar que la compañía al igual que Xiaomi, utiliza su propio sistema operativo llamado FunTouch OS 2.0 que está basado en Android 4.4.4 KitKat, ofreciendo una interfaz de usuario muy simple. Si nos centramos ahora en el hardware vemos que este smartphone tan delgado va acompañado del procesador de ocho núcleos Qualcomm Snapdragon 615 a 1.5 GHz con 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento, es decir, estamos ante un Ferrari de los móviles.

La pantalla es de 5 pulgadas con resolución FULL HD y cuenta con una cámara trasera de 13 MP fabricada por Sony y la delantera de 5 MP. Incluye conectividad LTE. Monta por tanto un hardware más que excelente, al nivel de los móviles chinos de la gama más alta, pero vuelve a dejarnos con un mal sabor de boca, su autonomía. Una batería de 2000 mAh que se nos queda muy pero que muy corta ante un terminal a priori tan potente y tan exigente.

Vivo X5 max

Aún no está a la venta pero según las informaciones que nos han llegado, el smartphone no será nada barato como estamos acostumbrados, y su precio estará alrededor de los 500 €.


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.