Xiaomi ha dado un gran salto con la presentación del Xiaomi Mi A1, su primer dispositivo con Android One y sin la capa de personalización MIUI

En Android tenemos multitud de capas de personalización y la mayoría de las marcas utilizan estas capas para diferenciarse de la competencia. Una de las capas más conocidas es la capa de Xiaomi, MIUI, una capa que tiene una gran cantidad de seguidores pero también una gran cantidad de gente en contra. Xiaomi ha hecho un movimiento que nadie se esperaba, ha sacado su primer dispositivo sin MIUI y con Android One de serie, hablamos del Xiaomi Mi A1.

Antes de empezar a hablar del dispositivo en profundidad hay que decir que es un calco del Xiaomi Mi 5X ya presentado con anterioridad, por no decir que es el mismo móvil con otro nombre. En este caso la única diferencia será sus sistema operativo puesto que vendrá con Android 7.1.2 completamente puro. Será la primera vez que podamos tener la experiencia de los Pixel en un Xiaomi.

 

Para quien no conozca Android One, se trata de una colaboración entre Google y el fabricante para poder incorporar android puro a sus dispositivos. La idea o el motivo principal es que se actualicen casi a la par que los Pixel con muy poco tiempo de diferencia. En este caso Xiaomi solo ha incluido en el software su aplicación de cámara, la de infrarrojos y una tienda propia. Xiaomi ha anunciado que este Xiaomi Mi A1 va a tener Android 8 Oreo antes de que acabe este año 2017.

La pantalla es de 5,5 pulgadas de tipo IPS con una resolución FullHD (1920 x 1080 píxeles). El procesador es el Qualcomm Snapdragon 625 y viene con 4GB de RAM. El almacenamiento interno es de 64GB ampliables mediante una microSD. Su batería es de 3.080 mAh con carga rápida mediante el USB Type-C. Estamos delante de un hardware de gama media-alta capaz de todo que seguro que se mueve de lujo con Android puro.

También debemos destacar su doble cámara trasera de 12 megapíxeles y con telefoto para conseguir un modo retrato extraordinario. La cámara frontal es de 16 megapíxeles. La cámara es muy similar a la que incorpora el Xiaomi Mi6, por lo que se sitúa entre las mejores de la gama media actual.

El diseño es otro de los apartados que no ha dejado de lado Xiaomi con el cuerpo unibody en metal. En la parte inferior vemos el USB Type-C, el altavoz y el jack de auriculares. En la parte trasera vemos el lector de huellas y en la parte superior el sensor infrarrojos para utilizarlo como un mando a distancia.

El precio de venta del nuevo Xiaomi Mi A1 es de unos 200€ aproximadamente pero no se espera que llegue a España. En Europa llegará a los siguientes países: Bielorrusia, Bulgaria, República Checa, Grecia, Hungría, Polonia, Rumanía, Rusia, Eslovaquia y y Ucrania. ¿Qué os parece esta estrategia de Xiaomi?¿Podrían fabricar ellos el próximo Pixel?


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.